Ludopatía o juego patológico

Ludopatía

Aspectos históricos

El juego es definido por la real academia de la lengua como
"Ejercicio recreativo sometido a reglas en el cual se gana o se pierde.

Hay evidencia de prácticas lúdicas desde el año 2000 a.C.,
precediendo incluso al propio dinero en aparición.

Ha estado muy presente en numerosas civilizaciones antiguas
como la Egipcia, china, babilónica y asiria.

En Occidente 
el juego se consagra en la Grecia antigua con la creación de las
Olimpíadas. Luego en Roma corresponde a una de las principales
prácticas de la clase alta, la cual realizaba rifas o loterías durante
las fiestas saturnales y sorteos en las fiestas y banquetes.

Si bien el juego es y ha sido necesario para el desarrollo del
hombre a lo largo de la historia, se sabe que cuando éste se torna
excesivo puede ser muy perjudicial.

Aunque el Juego Patológico (JP) o Ludopatía es una enfermedad
muy antigua, solo en 1975 comenzó a estudiarse como tal. En 1979 Morán
fue el primero en incorporar el término JP.

Y fue solo en 1980 cuando se produjo su reconocimiento
oficial, con la inclusión del JP por parte de la Asociación
Psiquiatrica Americana en la tercera edición del manual diagnostico y
estadístico de los trastornos mentales (DSM-III).

Definición

El JP o ludopatía es un trastorno caracterizado por un pobre
control de impulsos que se manifiesta por recurrentes y maladaptativas
conductas de juego.

Los pacientes que presentan esta condición experimentan una progresiva
inhabilidad para resistir los impulsos de jugar, de tal manera que el
juego llega a alterar significativamente su funcionamiento a nivel
personal, familiar, financiero, ocupacional y social. (1)

Cualquier juego que involucra toma de riesgo y recompensa
(especialmente si esta es cercana o inmediata) es potencialmente
adictivo. (2) Considerando esto las categorías generales de juego
incluyen juegos de cartas, lotería, apuestas de deportes, bingo y
raspes, entre otros. Los ludópatas realizan sus apuestas generalmente
en casinos, pero también es frecuente vía Internet.

Prevalencia e importancia del problema

En Chile no se cuenta con estadísticas de prevalencia, sin
embargo se estima que el JP afecta entre un 1 y 3.4% de la población de
EE.UU. Esta prevalencia se duplica en áreas donde hay un casino en un
radio de 80 Km. (3,4). Para ambos sexos y tanto en adolescentes como
adultos la prevalencia estaría actualmente en aumento. (1,5,6).Las
personas con JP frecuentemente retrasan la búsqueda de tratamiento
debido a que se encuentran avergonzados de su problema e intentan
mantenerlo en secreto mientras tratan de recuperar sus perdidas
financieras. (2,7)

Diagnóstico y características clínicas

La cuarta edición del manual diagnostico y estadístico de
trastornos mentales (DSM-IV) incluye al JP entre los trastornos en el
control de impulsos, sin embargo, puede ser mejor entendido como un
trastorno adictivo. Se requieren 5 o mas de los criterios para el
diagnóstico.(

Ver tabla 1) Existen algunos instrumentos de búsqueda de pacientes con JP, dentro de los cuales puede mencionarse el Cuestionario Breve de juego patológico (CBJP)(Fernández et all 1995). (Ver Tabla 2).(9)

Parte del proceso diagnóstico implica diferenciar el juego
social, el juego problema y la ludopatía o JP como tal. El jugador
problema (no incluido como diagnostico en el DSM IV TR) representa a un
jugador social que comienza a exceder los límites y cruza fronteras,
comenzando a presentar problemas en su vida. Generalmente hay un
incremento en la frecuencia o cantidad que se apuesta, se continua
apostando a pesar de resultados negativos y se hace evidente un
progresivo aumento en la toma de riesgo al apostar. En la medida que la
enfermedad progresa, frecuentemente se desarrolla un pensamiento mágico
que consiste en atribuir las ganancias a destrezas personales mientras
que las pérdidas a la mala suerte. El juego va invadiendo la vida de
los jugadores los cuales comienzan a planear actividades y vacaciones
alrededor de eventos de juego. Finalmente se llega a la etapa en que el
juego pasa a ser el elemento central en la vida del sujeto, el cual
continúa jugando a pesar de las perdidas económicas y su deterioro
social u ocupacional. Es así como los ludopatas generalmente progresan
en su enfermedad en cuatro fases sucesivas: ganancia, pérdida,
desesperación y rendición o derrota. (2)

Diagnostico diferencial y patologías asociadas

El JP puede presentarse en conjunto con otros trastornos
psiquiátricos. Es frecuente que los pacientes busquen ayuda
inicialmente más por estos otros trastornos que por el JP. (1) Dentro
de las patologías asociadas con más frecuencia se pueden mencionar
trastornos afectivos, trastornos de ansiedad, abuso de sustancias y
déficit atencional. (10)

La depresión es particularmente común en las apostadoras
mujeres. Incluso el suicidio es intentado en porcentajes que alcanzan
el 15 a 20% de los jugadores patológicos, especialmente en las fases de
pérdida, desesperación y rendición. (2)

Estudios recientes han sugerido una relación con otros
trastornos en el control de impulsos, como el comportamiento sexual
compulsivo o las compras compulsivas. (2)

Complicaciones

El JP esta frecuentemente ligado a una caída en el bienestar
financiero, social y legal. Frecuentes complicaciones incluyen
depresión, suicidio, endeudamiento, divorcio, perdida del trabajo y
cárcel.

Según estudios norteamericanos la pérdida de trabajo en el año
anterior es dos veces mas alta en los jugadores que en población
general (13.8% v/s 5.5%).Los porcentajes de quiebra financiera son 5
veces mas altos (19.2% v/s 4.2%); y el divorcio y el encarcelamiento en
ludópatas alcanza un 53.5% y un 21.4% respectivamente. (11,12,13)

Tratamiento

Dado que el JP es una patología identificada hace
relativamente poco tiempo, las alternativas para tratarla se encuentran
actualmente en plena investigación.

El objetivo central del tratamiento conlleva la abstinencia (o
una significativa reducción) en las conductas de juego y sus
complicaciones asociadas. Para lograr esto se utilizan tanto
intervenciones farmacológicas como psicoterapéuticas ya sean
individuales o grupales.

Hoy en día se cuenta con distintas clases de fármacos
potencialmente eficaces en el tratamiento de la ludopatía, dentro de
ellos se pueden mencionar antidepresivos, estabilizadores del ánimo y
antagonistas opioides (2). Cabe destacar que la elección del
medicamento estará guiada según la presencia de patologías
psiquiátricas asociadas, las cuales tienen un rol determinante en la
efectividad del tratamiento. (1)

Curso y pronóstico

El JP es un trastorno crónico y progresivo caracterizado por
frecuentes recaídas. Las conductas relacionadas al juego se incrementan
gradualmente hasta que las pérdidas personales y financieras fuerzan al
jugador a buscar ayuda. Sin embargo cabe destacar que este trastorno es
altamente tratable, enfatizando la prevención de recaídas, con apoyo
farmacológico y manejo adecuado de las patologías asociadas. (11, 2)

Bibliografía

  1. Diagnosis and treatment of pathologic gambling. Sood E,
    Pallanti,S MD, Hollander E. Curr Psychiatry Rep. 2003 May;5(1):9-15.
    Review.
  2. Pathologic gambling disorder Leena M. Sumitra, Shannon C.
    Miller, Postgraduate Medicine Vol 118, No 1, July 2005.
  3. National Gambling Impact Study Commission. Final report.
    Washington, DC: US Government Printing Office, 1999.
  4. Estimating the prevalence of adolescent gambling: a
    quantitative synthesis and guide toward standard gambling nomenclature.
    Shaffer HJ: J Gambling Stud 1996, 12:193—214.
  5. The female pathological gambler. Lesieur HR: In Gambling
    Studies and Proceedings of the Seventh International Conference on
    Gambling and Risk Taking. Edited by Eadington WR. Reno: University of
    Nevada; 1988.
  6. The prevalence and demographics of pathological gamblers:
    implications for public health. Volberg RA: Am J Pub Health 1994,
    84:237—241.
  7. Estimating the prevalence of disordered gambling behavior
    in the United States and Canada: a meta-analysis. Shaffer HJ, Hall MN,
    Vanderbilt J. Harvard Medical School Division on Addictions, 1997.
  8. Gender-related differences in the characteristics of
    problem gamblers using a gambling helpline. Potenza MN, Steinberg MA,
    McLaughlin SD, et al Am J Psychiatry 2001;158(9):1500-5.
    American Psychiatric Association: Diagnostic and Statistical Manual of
    Mental Disorders, fourth edition TR. Washington, DC: American
    Psychiatric Association; 1994.
  9. Impulse control disorders and attention deficit disorder in
    pathological gamblers. Specker SM, Carlson GA, Christenson GA: Ann Clin
    Psychiatry 1995, 7:175—179.
  10. Pathological gambling: addiction or obsession? Moreyra P,
    Ibanez A, Liebowitz MR, et al. Psychiatr Ann 2002;32(3):161-6.
  11. Gambling: an addictive behavior with health and primary
    care implications. Potenza MN, Fiellin DA, Heninger GR, et al. J Gen
    Intern Med 2002;17(9):721-32.
  12. Pathological gambling and impulse control disorders.
    Potenza MN, Hollander E. Neuropsychopharmacology: the fifth generation
    of progress. Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins, 2002.

 

Tabla 1

Criterios para el diagnóstico de F63.0 Juego patológico (312.31)

A. Comportamiento de juego desadagptativo, persistente y recurrente, como indican por lo menos cinco (o más) de los siguientes ítems:

  1. preocupación por el juego (p. ej., preocupación por revivir experiencias pasadas de juego, compensar ventajas entre competidores o planificar la próxima aventura, o pensar formas de conseguir dinero con el que jugar)
  2. necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero para conseguir el grado de excitación deseado
  3. fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego
  4. inquietud o irritabilidad cuando intenta interrumpir o detener el juego
  5. el juego se utiliza como estrategia para escapar de los problemas o para aliviar la disforia (p. Ej., sentimientos de desesperanza, culpa, ansiedad, depresión)
  6. después de perder dinero en el juego, se vuelve otro día para intentar recuperarlo (tratando de "cazar" las propias pérdidas)
  7. se engaña a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar el grado de implicación con el juego
  8. se cometen actos ilegales, como falsificación, fraude, robo, o abuso de confianza, para financiar el juego
  9. se han arriesgado o perdido relaciones interpersonales significativas, trabajo y oportunidades educativas o profesionales debido al juego (10) se confía en que los demás proporcionen dinero que alivie la desesperada situación financiera causada por el juego

B. El comportamiento de juego no se explica mejor por la presencia de un episodio maníaco.

Tabla 2

Cuestionario Breve de juego patológico (CBJP)

(Fernández- Montalvo, Echebúrua y Báez , 1995).

Responda SÍ o NO a las siguientes preguntas:

  1. ¿Cree usted que tiene o a tenido alguna vez problemas con el juego?
  2. ¿Se ha sentido alguna vez culpable por jugar o por lo que le ocurre cuando juega?
  3. ¿Ha intentado alguna vez dejar de jugar y no ha sido capaz de ello?
  4. ¿Ha cogido alguna vez dinero de casa para jugar o pagar deudas? 

Puntuación:
Si ha respondido a mas de dos preguntas, es probable que tenga un problema con el juego.